Chiripazo

“Casi casi me quisiste,

casi casi te he querido:

si no es por el casi casi,

casi me caso contigo”

– Rubén Darío

 

Hace tanto que no me rifo a las opiniones tajantes, que cada vez más el blog se empieza a sentir como los desvaríos de un viejo ya sintiendo la caída, más que como una trinchera en medio del combate, las ventajas del tercer piso incluyen eso, la calma de no pensar que tu opinión puede cerrar todas las discusiones, ganar todas las partidas, es saber que no siempre se da jaque en 3 y que a veces vale la pena, perder con quien se quiere.

Hace algunos ayeres esto era un borrador en mi carpeta de “inconclusos”, porque nunca supe cerrar con la frase matona, el chiste ridículo o con aquel adjetivo rompemadre (ya sé que esa palabra no existe, obviemos eso), este borrador hablaba de la serendipia un descubrimiento o un hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta, y empezaba con mi caso favorito Alexander Fleming estaba analizando un cultivo de bacterias en 1922, cuando se le contaminó una placa de bacterias con un hongo, más tarde descubriría que alrededor de ese hongo no crecían las bacterias e imaginó que ahí había algo que las mataba, aunque él no fue capaz de aislarla, ese episodio dio inicio al descubrimiento de la penicilina.

Pero ya a través del cristal de mis lentes y de los años, creo que es un tiempo ideal para cambiar el borrador, me gusta la palabra serendipia, pero si hay algo que me gusta más es armar la polémica, y de aquí empiezo… LA PALABRA MÁS HERMOSA DEL ESPAÑOL ES “CHIRIPAZO” con sus diferentes ramificaciones “chiripada”, “de chiripa”, “chiripero”, etc.

Hay un componente activo entre ambas cosas, la serendipia es el resultado lógico de una serie de pasos científicos, modificados por la casualidad, la coincidencia o el accidente, pero aun así muy íntimamente ligados todos a las razones y a la ciencia, lo cual entra perfectamente en el terreno de lo demostrable, y repetible en laboratorio bajo características similares, por el contrario el chiripazo es único e irrepetible por definición, viene acompañado de un toque de incredulidad, a veces incluso el que la ejecuta (chiripero) se queda un momento pensando en lo que acaba de hacer.

Como una cosa increíble, irrepetible y que pocos pueden atestiguar, se despoja de la parte religiosa, que cubre al milagro, este suceso será negado por los ateos, quien no crea en la existencia de un Dios no podrá estar de acuerdo en algo que emane de esa figura, pero no podrán negar la chiripada, esa universalidad que empapela la palabra, la pone más allá de la otra, ya que es un concepto que engloba a un grueso más importante de la población.

Suerte es estar en el lugar y en el momento adecuado, para la suerte no hace falta la preparación, el talento o la virtud, la suerte es por sí misma y para quien caiga, no necesita el individuo hacer nada, existe y tiene suerte, la chiripa en cambio exige un tributo, aquel gol del “Chicharito” con la nuca fue apantallante, en el partido Stoke City 1-2 Manchester United, porque no fue obra de la casualidad que de espaldas al marco buscara ese remate, con la habilidad que tiene para traer el marco tatuado en su mente, y anotar uno de los goles más espectaculares de un mexicano en el futbol internacional, quien haya dicho despectivamente que la metió de “Chiripa” se equivocó, porque no es un término ofensivo, es suerte y talento, es una amalgama de ambos, pero depende de una acción por parte del individuo, es el ser quien jala el gatillo del chiripazo y lo detona.

La chiripa es realismo mágico por donde se le estudie, pero no solo es un revestimiento de aquel cuyas cualidades lo hacen digno de engalanar, también es un portal hacia un espacio que hemos perdido, el asombro, la capacidad de salir de los confines de la lógica, es saludada con el grito de ¡CHIRIPAZO! Y la ya consabida frase “Si lo intentas 100 veces no la vuelves a hacer”, que solo dejan al descubierto, que quien fue observador del acto, reconoce en este, la peculiaridad que hace la excepción.

Por fuerza de su naturaleza, la chiripada es extraordinaria, y como ya lo dijimos antes digna de admiración y respeto, porque es una especie de renacimiento, quien ya se veía perdido, sobre la hora, “en la raya” intenta aquella jugada que parece imposible, ya dado por muerto, su tributo es aceptado y se le concede nuevo aliento, por el poder del chiripazo renace, y triunfa, una microhistoria de éxito, ante un atónito espectador que aplaude o simplemente rinde homenaje, quedándose mudo, por un breve segundo la lógica no ha imperado, la chiripa es pues resistencia ante el mundo normal.

Por eso vamos por ahí oyendo que el amor es una reacción química, que es resultado de cambio de sustancias en el cerebro, hay quien dice que el amor es un milagro moderno, que es cuestión de suerte, o sencillamente que es una especie de hechizo, magia en sentido amplio, pero todos aquellos olvidan una cosa básica, el amor es un acto de los humanos, debe haber un momento de valor donde te atreves a hablar, a buscar, a “hacer la chica”… y si ese acto es digno, entonces habrá un contacto y quien sabe, en una de esas una chiripada.

El amor es un chiripazo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Chiripazo

  1. zzzurdita dijo:

    Qué te sucedió en la vida…. que dejaste de burlarte de todo lo solemne para ahora omitirlo?

    De chiripa te conocí… y de chiripa sigo sabiendo de ti… benditos chiripazos de la vida… bendito chiripazo que es el amor… benditos amigos que chiripadamente escriben cosas que me llenan el alma. Espero algún día nuestros universos se conecten para echarnos la respectiva cerveza… aunque sea así, de chiripa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s