FALLEN ANGELS

En 1992 O.J. Simpson se había divorciado de su esposa, Nicole Brown, quien le había acusado de haberla maltratado. Antes de la medianoche del 12 de junio de 1994 Brown fue encontrada sin vida en su domicilio, situado en la calle Centinela Avenue, en el distrito de Brentwood de la ciudad de Los Ángeles, California, en compañía de su amigo Ronald Goldman, quien trabajaba como modelo y aspiraba a labrarse una carrera como actor. Ambos habían sido apuñalados.

Los hijos de Brown y Simpson estaban durmiendo en la planta superior de la casa cuando se produjeron los homicidios. Goldman recibió diecinueve puñaladas, y Brown dieciocho, una de las cuales le causó un corte de trece centímetros en el cuello. Las evidencias encontradas en la escena del crimen sugerían que Simpson era el autor del doble crimen. Acusado de cargos de asesinato, sus abogados convencieron a la policía de Los Ángeles para permitirle entregarse a las 11 de la mañana del 17 de junio a pesar de que el cargo por doble asesinato significaba la no liberación bajo fianza y una posible pena de muerte en caso de ser condenado.

La exestrella de fútbol americano fue acusada en primera instancia, y absuelta después, del asesinato de su esposa y el amante de ésta. Otro deportista con, aparentemente, todo en la vida y al que de repente el mundo se le venía encima. La sociedad y la maquinaria mediática americana empezaron a funcionar de tal manera que el proceso judicial de Simpson fue el más seguido de la historia. El veredicto llegó a cifras insuperables, con más de la mitad de la sociedad estadounidense pendiente del televisor.

De aquel caso quedaron muchas dudas, y de hecho todavía hay gente que sigue pensando que quien fue jugador de Buffalo Bills y San Francisco 49ers es culpable. Para todos ellos resulta difícil de explicar que fuera absuelto en un proceso y condenado en otro. En el segundo, a Simpson se le obligó a pagar 33,5 millones de dólares a los familiares de las víctimas por daños.

El siguiente gran Dios que vi caer fue en 2010, Tiger Woods, después de un extraño accidente de automóvil ocurrido casi en la puerta de su casa en Florida en la madrugada del 27 de noviembre, destapo una gran pelea domestica con su entonces esposa, la cual a la postre se supo que devenía de las múltiples ocasiones en que el golfista la engañó.

La vida sexual del atleta se esparció por todos lados, cifras de cuarenta y cinco mil dólares llegaba a pagar por servicios con mujeres en Nueva York y Las Vegas, agobiado por esto y sin patrocinios, decidió anunciar su retiro del golf para concentrarse en su familia.

Camareras de clubs de alterne, relaciones públicas, actrices porno o prostitutas de lujo formaron parte de lo que la prensa estadounidense aclamó como “el harén del Tigre”.

Actualmente la imagen de Tiger Woods pasó del sano deportista afroamericano de éxito, a todo un depredador y obseso sexual, practicante de adulterio masivo e indiscriminado. Sin duda que no se trata de una muy buena imagen publicitaria o para subir puntos en encuestas de popularidad (de las consideradas “serias”).

En junio de 2012 Lance Armstrong (el valiente guerrero que venció al cáncer, y que nos conmovía hasta las lágrimas) es acusado formalmente de dopaje continuado y se le amenaza con retirarle sus 7 Tours de Francia.

La USADA ha presentó cargos contra el deportista estadounidense en los que incluía acusaciones de que Armstrong usó la hormona EPO, transfusiones de sangre, testosterona y corticoides entre 1998 y 2011.

El 24 de agosto de 2012, la Agencia Antidopaje de EEUU (USADA) anuncia que propondrá la desposesión de todos sus títulos desde agosto de 1998, incluyendo los siete Tours de Francia. El comunicado se produce después de que el ciclista tejano informara de su intención de no recurrir los cargos que se le imputaban.

El 10 de octubre de 2012, la USADA presenta ante la UCI el informe “Decisión razonada”, donde acusa formalmente a Armstrong y al equipo US Postal de utilizar el sistema más sofisticado, profesionalizado y exitoso de dopaje que el deporte jamás ha visto. El informe de más de 1000 páginas contiene las declaraciones de 26 personas, entre ellas 11 excompañeros de Armstrong: Floyd Landis, George Hincapie, Christian Vande Velde, Jonathan Vaughters, David Zabriskie, Levi Leipheimer, Frankie Andreu, Michael Barry, Tom Danielson, Tyler Hamilton y Stephen Swart, quienes afirmaron que en el equipo se efectuaban prácticas irregulares, que fueron profesionalmente diseñadas para presionar a los ciclistas para el uso de drogas, evadir su detección y asegurar su silencio.

El 22 de octubre de 2012 la UCI hace efectiva la sanción de por vida y lo desposee de sus siete títulos, aceptando así la propuesta de la agencia estadounidense; Armstrong confiesa, para sorpresa de nadie en 2013 que uso un avanzado equipo de dopaje, pero que nadie gana 7 titulos sin doparse… bueno, creo que si no se hubiera metido nada desde el primer día, podría opinar diferente.

La madrugada del 14 de febrero Oscar Leonard Carl Pistorius de 27 años de edad, es acusado de darle muerte a su novia al comparecer este martes en el Tribunal de Pretoria, acusado de asesinato premeditado.

Por su parte, la Fiscalía afirmó que Pistorius mató “a sangre fría” a su novia, la modelo Reeva Steenkamp, en un confuso episodio sucedido el pasado 14 de febrero.

En una declaración que leyó su abogado, el popular atleta olímpico y paralímpico se defendió en la audiencia: “no logro entender cómo he podido ser acusado de asesinato, porque yo no planeé asesinar a mi novia Reeva Steenkamp”. Y añadió: “desmiento rotundamente esa acusación”.

Por su parte, el juez que instruye el caso, Desmond Nair, postergó para este miércoles la decisión de conceder o no la libertad bajo fianza al velocista sudafricano, en respuesta a la solicitud del fiscal Gerrie Nel, quien pidió más tiempo para desahogar las pruebas.

El fiscal argumentó que la pareja sostuvo un pleito y que la novia corrió hacia el baño, donde se encerró.

“Ya he sido víctima de violencia. Por este motivo guardo un arma de fuego de 9 mm bajo mi cama. No hay barrotes en la ventana del baño. Alguien entró en la casa”, prosiguió el abogado al dar lectura a la declaración de su cliente.

No estoy diciendo que Pistorius sea culpable de homicidio, eso solo lo sabrá el juez, pero el mismo ha declarado que él accionó el arma, eso no queda en juicio, hubo disparos, esos disparos los efectuó el atleta según su propia versión, y en el colmo de la ironía, Pistorius era promocionado por “Nike” con la frase “I’m the bullet in the chamber” (soy la bala en la recamara).

Pero no solo él, este campo semántico de dioses caídos, es debido a que todos ellos eran patrocinados por Nike, y todos tomaron actos que debieron ser más reflexivos, tuvieron que pensar un poco más y hubieran escapado de estas acusaciones, pudieron hacer mejor las cosas, y quien sabe, probablemente es momento que Nike cambie su slogan, de JUST DO IT (Solo hazlo) a JUST DON’T… o mi favorito particular “HOW ABOUT… NO”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s