20 de enero del 2013

El último golpe es tan importante como el primero, no sé cuál de los dos sea mi favorito, si bien es cierto que nadie fracasa cuando intenta (el único fracaso es no intentar), cuan largo sea el experimento también es un aspecto a cuidar, el despegue, la intensidad, aceleración, espacio y tiempo, variables todas para lograr éxito pleno.

Como ya antes ente mismo espacio lo he dicho, el éxito no es obtener lo que quieres, a veces el mayor triunfo se esconde detrás de una negativa, de un no rotundo, que te obliga a buscar otra cosa algo mejor entraña un “jamás”, así que creo más en el primer esfuerzo.

Pero hay los finalistas, los que creen que si no se logra o rebasa el objetivo planeado, se ha fracasado, ellos no están mal, solo viven diferente a mí, que cosa tan difícil estos días, aceptar que la verdad del otro es tan grande como la mía, aun cuando yo firmemente sostengo que “No hay fracaso, cuando hay un comienzo”, permito que los demás expongan una idea diversa, sin que por esto debamos empezar un debate.

Ya no me sumerjo en polarizaciones inútiles, ya no soy parte de ese ridículo meme que nos han creado, “si tú eres rojo, debes alabar al rojo y buscar transformar cuanto blanco haya, porque ellos son diferentes, ergo viven en pecado, en error, deben ser convertidos o erradicados”; todo tema nos lleva a esto, a aceptar algo mientras intentamos suprimir la inevitable existencia de su contrario.

No éramos así, convivíamos en temas diversos, sin ser tan agresivos con las opiniones del otro, lo recuerdo como si fuera antes de las redes sociales, podíamos tener debates sin que estos fueran para intentar establecer el monopolio de nuestras absurdas ideas, eran solo por el placer de sembrar semillas nuevas en terrenos fértiles y esperar flores diversas a las nuestras.

No sé si sea la vejez que ya me agobia, pero me da miedo el mundo de hoy, donde hacemos una rosticería de una persona, como si detrás de ese Smartphone no hubiera un ser con un corazón que se comprime y llora, donde todos son valientes y retadores pero no lo suficiente como para poner sus nombres detrás de donde ponen su veneno; me asusta porque incluso yo soy así a veces no controlo a Mr. Hyde y llego a opinar a la ligera.

No me da pena admitirlo, porque al menos yo lo intento mantener solo para mis opiniones futboleras, o para algo de igual importancia, en diversas ocasiones me asombra esta generación, y me da miedo su falta de empatía, su enajenación con cosas que no son reales, como suben fotos a instagram sin ningún criterio, pero casi se mueren cuando el dueño avisa que esas fotos serán usadas sin consultar su opinión… ilógico, si era privada, pues mantenla así.

El primer esfuerzo de mi vida, fue por nacer, justo este mes, hace ya más de un cuarto de siglo, ahora no me esfuerzo mucho, Dios me llena de bendiciones  y me hace darme cuenta de que todos los días se es capaz de algo nuevo.

Creo que cuando naces el supremo arquitecto pone en ti una paleta de pinturas, que va solo con tu único y especial color, el hace a cada ser con un tono único e irrepetible, así que cuando chocas con otra persona, impregnas en el tu tono y viceversa, al final de tu vida, después del último esfuerzo, ese es el paraíso, una eternidad para revisar todos los colores de tu paleta, ordenarlos y hacer pinturas con ellos.

Ahí vamos a dar todos, justos y pecadores, porque eso también es el infierno, una eternidad intentando pintar un paisaje solo con 3 colores y vivir eternamente reprochándote, por no abrirte a todas las posibilidades que el creador puso para ti.

Algunos tienen maravillosas paletas de cientos de colores unos opacos y otros vivos, y cuando los conoces no puedes sino maravillarte por todos los tonos que en ellos habitan, pero se someten a ciclos, a ciclos cansados, a ciclos tremendos, y van quedando descoloridos, como la ropa en aquellas lavadoras que tenían las abuelas, girando y girando en el mismo lugar hasta que quedan grises, porque no rompen esos ciclos.

Ahora que me da por coleccionar avioncitos de papel, y sentarme a oír la música de antes, solo puedo decir que no quiero extinguir el color de nadie, ni convencerlo de nada, o que me digan que en la luna no hay conejo, quiero llenarme de otras ideas, de nuevas experiencias, hacerme de más colores y compartir los míos con cualquiera que quiera tonos ocre, o sepia, como esas fotos nuevas del teléfono pasadas por pixlr, que parecen de hace medio siglo, pero son de hace unas horas… me gusta contemplarlas durante algunos minutos, mirar fijo sus detalles, porque justo así me siento, cada que cae otro enero entre mis pies.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a 20 de enero del 2013

  1. zzzurdita dijo:

    A mí también me da miedo el mundo de hoy… pero este día no me importa porque tuve una linda fría mañanita en que el edificio gris dejó de ser deprimente… así que hoy me (te) compraré un pastelote… 😀 celebremos lo que queda de enero!!!!

    no te preocupes jalapeño… que si se van los colores… nos quedan más cosas. imagínate… un mundo como lo pintó Jaime López en algún momento: “Un toulouse de primaveras… que huelen a verde primario, limón y a naranja, a vino y a oscuro café… y ese molino de rojo… y ese molino rojizo que huele a ramera… y tu luz que se despierta…”

    Un abrazo para ti… de esos que solo los niños dan… cuando nadie los obliga a abrazar 🙂

  2. Germán dijo:

    Nuevamente felíz cumple con toda la cromática del universo…

  3. Liz Fernandez dijo:

    Si bien la intención es lo que cuenta, mi intención sería regresar el tiempo 28 días y desearte el mejor de los cumpleaños en tu día como dios manda. Pero como todo en la vida es mejor tarde que nunca aqui toy con mi humilde sonrisa de comercial para desearte el mejor de los años mi querido amigo. Hoy, mañana y siempre que tus mas locos sueños se vuelvan realidad. Saludos 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s