DE DIVORCIO

Leí el otro día un artículo dónde el amor de pareja tenía un ciclo como el proceso de separación –individuación de la persona (enamoramiento, simbiosis, diferenciación, reacercamiento e interdependencia mutua) ¿A qué se refieren las fases de este ciclo? a que la pareja como la madre y el bebé pasan de una etapa de dependencia absoluta, fusión o simbiosis, a la diferenciación o autonomía, donde en este caso los miembros de la pareja luego de la luna de miel se distancia un poco y trabajan sus diferencias hasta entenderse.
Sólo si la pareja puede pasar esta etapa se asegura el éxito en la relación, pudiendo llegar a la interdependencia mutua donde se crea una base sólida respetando las opiniones, deseos y diferencias de ambos pudiendo crear un proyecto de vida en conjunto. Justamente con el ejemplo de la pareja anterior no se pudo pasar de la etapa de simbiosis, y es en la etapa de diferenciación que la relación de pareja se quiebra.
Y es que para el amor o matrimonio no hay una receta pero tal vez la reflexión, comunicación, que la relación sea recíproca y poder adaptarse a los cambios respetando las diferencias e ir haciendo replanteamientos sea un mejor pronóstico para la misma.
Ambos tendrán ahora que recomenzar solos de nuevo, no se verán más si es que no tuvieron hijos o se seguirán viendo como papás. Tendrán nostalgia de las cosas buenas y frustración por lo que no se llegó a consolidar… tendrán que hacer su duelo y luego fortalecerse pero es muy importante poder ENTENDER REALMENTE QUÉ PASÓ Y PROCESARLO PARA NO SEGUIR COMETIENDO EL MISMO ERROR en futuras relaciones y evitar que esto sea más doloroso aún. No es nada fácil, tal vez es un patrón de relación que no es saludable y estamos repitiendo. Recordar los buenos momentos del pasado, olvidar los malos, perdonarse y perdonar serán también parte del proceso.
Una parte marchará a un nuevo puerto, él y su MORENA deberán crear un vinculo nuevo, con lo que haya ganado en el divorcio, y la otra parte deberá reacomodar las sabanas, encalar las paredes y buscar pasatiempos para no ponerse a ver las viejas fotos, para no sentarse a llorar sobre las cajas de mudanza que ahora salen de sus oficinas, los hijos irán con uno o con otro, y ninguno estará mal, porque su decisión será en base a cariños, y el cariño puede ser tonto, pero nos ayuda a saber que hicimos lo que el corazón dicta.
Todos sabíamos que hace mucho no había pasión, estaban juntos por el “que dirán”, hasta los menos avezados en las lides del amor, sabían que ese matrimonio iba en picada, así que el divorcio, Señor y dador de vida es sin duda un acierto, cada cual será capaz de encontrar nuevas cosas; no creo que la solución a un país como este sea otro partido político molero, de no mas de 20 puntos (perdón si ofendo a alguien).
Pero es que es claro que en 2006 cometió varios errores que a la postre fueron en beneficio de Felipe Calderón, perdió carisma cada año hasta el punto en el que la república amorosa era el chiste de 2012, y aun con eso logró subir al segundo puesto en algo que fue más un descuido del PAN que un acierto de López (karma le dicen); pero como siempre la derrota es culpa de otro, siempre es culpa de otro, no se puede estar en un matrimonio con alguien que jamás se equivoca o jamás acepta sus errores.
Una vez más le dieron una baraja con 40 naipes y el salió con el naipe 41; el PAN se agrupa, se cura las heridas, reconoce los fallos y se acuerpan con su presidente saliente, y esperan encarar otra vez ser la oposición; el PRI viene ganando todo lo que juega, su maquinaria se ve aceitada y sus tótems volverán a los pinos, vinieron de atrás, 12 años de trabajo desde sus bases se notan hoy como hace mucho no se veían, hoy se comienza lo que seria su segunda luna de miel (para continuar con las analogías matrimoniales).
Mientras todos los demás institutos apuestan por la unidad, en la izquierda cada vez más apuestan por atomizarse, como si quien llevara más logotipos llevara más razón, al final de los días lo único que me preocupa es que una nación necesita izquierda, derecha y centro para lograr cohesión y rumbo, pero con tanto partido el candidato de la izquierda va a traer tanto “escudito” que va a parecer “Checo” Pérez bajándose de su monoplaza.
Si esto fuera la bolsa de valores y alguien me preguntara que donde debe poner su dinero, yo le diría que apueste por la solidez de un instituto bien armado, que ya ha visto varios procesos y se mantiene, porque ir a un lugar donde “El Estado soy yo” es una agresión a la democracia; la izquierda viene conservando cercanos segundos lugares y en lugar de celebrar, deciden bifurcarse, será que como en muchos divorcios ÉL QUIERE HACER UN HOGAR CON SU MORENA, ojala sea para bien, y que lo que Dios acaba de unir no lo separe nadie.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a DE DIVORCIO

  1. Germán dijo:

    el cariño puede ser tonto, pero nos ayuda a saber que hicimos lo que el corazón dicta…

  2. zzzurdita dijo:

    Lo mejor no siempre es lo correcto, pero no es una regla… cuando no hay más que dar, ni exigir… es momento de considerar un cambio de rumbo -.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s