LA MALAMUERTE DE CARLOS FUENTES

Estoy metido en política
Estoy metido en política otra vez.
Sé que no sirvo para nada, pero me utilizanY me exhiben
“Poeta, de la familia mariposa-circense,atravesado por un alfiler, vitrina 5”.
(Voy, con ustedes, a verme)

Jaime Sabines.

La muerte no tiene palabra de honor, ni la vida es el mejor de los refugios, pero al Maestro Carlos Fuentes merece una entrada diferente, merece que un escritor asiduo le cree al menos una buena entrada de blog (búsquenla en la web, aquí solo hay mi mediocre palabrería) nació de padres mexicanos en Panamá, el 11 de noviembre de 1928 y falleció a los 83 años en la Ciudad de México, el 15 de mayo de 2012. Su padre era diplomático, por lo que infancia de Fuentes estuvo entre Montevideo, Río de Janeiro, Washington D.C, Santiago de Chile, Quito y Buenos Aires, ciudad a la que su padre llega en 1934 como consejero de la embajada de México, la peor hora para morirse, a media contienda electoral, para un literato tan rodeado por la política, quien fuera embajador y siempre inmerso en estas lides, ha sido ahora halagado por  todos, pero desgraciadamente, no por sus obras sino por sus diversas opiniones.

Carlos Fuentes no tenia cortapisas en sus opiniones, diversas ocasiones habló favorablemente de Fidel Castro aunque, en algunas otras ocasiones, le puso reparos importantes. Elogió también la apertura de Raúl Castro. Fue amigo personal de hombres poderosos de la política mundial, como Bill Clinton o Jacques Chirac, y de la economía empresarial, como Alberto Cortina (ACS, Banco Zaragozano, etc.) o el empresario Javier Merino, el propietario de la multinacional Cámper, era pues un sujeto más allá de colores.

Trágicamente ahora me topo con quienes le desean buen viaje, mientras lo ponen como un antilopezobradorista, ya que en las elecciones federales en México de 2006 acabó criticando duramente al candidato de izquierda Andrés Manuel López Obrador, incluso lo describen como un hombre del PRI quien justificaba la antigua escuela de este Instituto casi como un mal necesario.

Por su parte los detractores de Peña cortan sus palabras y me dan opiniones aisladas, donde critica duramente al político mexiquense, pero se les nubla el bosque por mirar el árbol, Fuentes no estaba a favor de ninguno, llegó a decir de los 4 inmersos en la elección que eran mediocres, que no eran interesantes, ni preparados para los retos del país; ante la BBC comentó que el PAN pagaría el costo de no haber aprovechado los dos sexenios al frente de la república, y del PRD, que representaba una izquierda a la antigua, incluso ironizó la temporada en que López Obrador anduvo de “amoroso”, en la misma entrevista donde critica al PRI y a Nueva Alianza; que triste que un hombre de tanta luz muera sin que sus obras rueden por la red, a la velocidad de sus opiniones.

Yo era un mozalbete de acné y Marilyn Manson, afecto a nada y con un profundo amor por la anarquía, cuando a principios del sexenio de Vicente Fox, su secretario del Trabajo, el ahora finado Carlos María Abascal, se lanzó contra una maestra que había dejado a sus alumnas la tarea de leer ese pequeño prodigio literario que es Aura. La hija del funcionario era una de esas alumnas y la profesora quedó en el desempleo. El libro fue prohibido y el Secretario Abascal pidió que ningún católico permitiera su lectura; ante el atropello se organizó la protesta de un grupo de escritores. La televisión narró Durante varias horas, que a las puertas del galerón de San Lázaro, había un mitin para denunciar el atropello y una lectura en voz alta de Aura y a cada diputado que entraba o salía le pedían leer algunas líneas. Los que sabían leer generalmente accedían, otros buscaban la manera de huir y otros pretendían reprobar la protesta, ahora sé que Felipe Calderón, entonces líder de la bancada azul, incluso pidió el libro y leyó con voz firme un par de páginas; esa es quizá la primer noción que tengo de un libro prohibido, me acerque a mi padre y le pedí me comprara el libro, como era de esperarse de un maestro de español, me presto la copia que el tenia, y devore aquellas hojas, y debo confesar que después lo leí una segunda vez, para terminar de entenderlo, mi mente literalmente esta zumbando, mis paradigmas cambiaban a cada hoja a cada frase.

Hoy, debo pedirte perdón Maestro Carlos Fuentes, porque el tema ha sido, que pensabas y no, que escribiste, estoy ya enfadado de oír a la gente usar tus palabras a la ligera, hoy debe tratarse todo de tus obras, de tu talento, de esa magia con la que nos enseñabas el mundo que ya no habitas; tus opiniones siempre vivaces rebasaron tus letras, será  que la velocidad de tu sonido ha sido más rápida que la de tu luz; Dios te guarde, te cuide y si no es mucha molestia te rencarne, están quedando muy pocos escritores que valgan la pena.

Si no están haciendo nada bueno, visiten http://www.clubcultura.com/clubliteratura/clubescritores/carlosfuentes/ho.htm es una de las paginas mejor diseñadas, con obra del maestro Fuentes, reciban de mi un abrazo y si ya usaron las palabras de este genio, para hablar de política, al menos léanle algo, sean cómplices de su visión global.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA MALAMUERTE DE CARLOS FUENTES

  1. Germán dijo:

    El día del maestro se nos fué un gran maestro…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s