BIENVENIDO AL TEMPLO MAYOR

¿Cuánto gastaste insoportable y azulcrema?, ¿Cuánto cuestan tus delanteros sudamericanos?, ¿Cuánto fue de un árbitro más?, derramas dinero de tu siempre dispuesto mecenas, pero esta vez tu dinero no es bueno; las puertas del monumental estadio “Jalisco” ya no se abren para el Rebaño Sagrado, así es… ¡bienvenido a nuestra nueva casa!, aquí tus cheques no tienen fondos, seas bienvenido al campo donde vamos a pasarte por encima, donde se jugó la final de la Copa Libertadores, donde cayó el poderoso Manchester United, “Este es el territorio chiva, contempladle y perded toda esperanza”.
Un nuevo triunfo del Club de mis amores se canta en las calles, y debe decirse que el éxito del Rebaño radica en confiar en sí mismo a pesar de lo que pase afuera de la organización, su verdadero poder está en enseñarnos que los jóvenes pueden, aprender a superar las dudas y la incertidumbre. El éxito del Guadalajara se fundamenta –por encima de todo- en su cambio de actitud, una actitud positiva, optimista, determinada, y en su capacidad para creer que todo lo que su pueblo sueña, ellos lo puede convertir en realidad.
El Guadalajara entendió mejor el duelo, porque entienden que no basta la fuerza del músculo, ni los conocimientos tácticos, ni aprender a “raspar la bola” o pasarla de taquito, también hace falta “eso” que proviene de muy dentro del pecho.
Los gritos de quienes somos chivas fuera del campo de batalla, hacen temblar las piernas de los enemigos, nuestros tambores ensordecen a sus brujos y chamanes, y ahí, entre los sonidos de las armas contra los escudos, su débil mente llena de dudas traiciona a Guillermo Ochoa, y Erick Torres entró con todas las facilidades a meter de cabeza el primer tanto del Clásico al minuto 28, ¿Quién si no tu? Con tu discreto mote “El cubo”, incluso causa gracia ver ese talento en un tipo que no tenía ni credencial de elector hace 2 meses, e irreverente, loco y genial en sus movimientos, hace “el paso del robot” y una lagrima escurre por su mejilla al abrazo con Marco Fabián porque no solo juegan para chivas, ambos son orgullosos seguidores de las chivas desde niños, donde se han formado, al igual que los otros 9 en la cancha, algunos desde sus abuelos como Omar Arellano.
Nuestro portero, era una muralla de cantera verde de Oaxaca, ni los disparos de Vicente Sánchez, ni los marrulleros remates de Matías Vuoso lo sacan de su trance, durante 90 minutos no hace otra cosa que seguir un punto blanco y mantenerlo fuera de los 3 postes, después Ángel Reyna, Mosquera, Layun y Daniel Montenegro vieron frustrados sus esfuerzos, no pueden, no pueden contigo rebaño, una inmensa fortaleza de estandartes rojos y blancos.
Y el baluarte chiva abrió sus puertas, y un frenético Marco Fabián (seleccionado Sub-22) entró para comandar la caballería de los guerreros chiva, de su prodigiosa zurda, al minuto número 72 reventó el arco contrario con un obús que al tocar la red estalló en más de treinta millones de gargantas.
Los que aun no dejaban de corear los himnos vieron cruzar la bola, sobre un inútil “Memo” Ochoa, que ya sabían que por alto no sale a nada, con más temor que talento fue techado por la esférica, que fue a encontrar la cabeza de Marco Fabián al 79’, quien se quita la playera indicando que esto se acabo, el tercero aniquiló a unas Águilas que no dejaban de admirar el pasto de séptima generación donde las chivas rayadas de Guadalajara los sembraron.
Una gloriosa victoria más para ti, un sepulcro para ellos de honor, una batalla termina con el mariachi cantando “Cielito Lindo” como siempre que gana México… fueron 3 como a Rosita Alvirez, y pudieron ser más, ya que el árbitro miró y calló ante los descarados golpes sobre Torres.
Levántense una ocasión más como es costumbre en este blog, se ha narrado otra gesta homérica de mi Rebaño que es de todos, los que lo quieren, los que lo aman y los que lo siguen porque es divertidísimo… benditos tus colores y tus mexicanos corazones que les dan vida, felicitaciones por tu casa y que nuestros siguientes 100 años sean tan exitosos como los primeros, ¡¡¡ARRIBA LAS CHIVAS RAYADAS DEL GUADALAJARA!!! ¡¡¡VIVAN AQUELLOS QUE HEREDAMOS LOS COLORES PORQUE HEREDAREMOS GRANDEZA, ALMA, CORAZON Y VIDA A LOS QUE VIENEN DETRÁS!!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a BIENVENIDO AL TEMPLO MAYOR

  1. Paolita dijo:

    Ni vi el juego, preferi leer tu resumen, tu y tus chivas, antes ni los conocia, aora hasta creo que quiero verlos ganar, pero solo para leer tu version del juego poeta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s