Sabina y sus 12 apostoles

En 1978 Salió el primer álbum de Joaquín Sabina, su titulo era “Inventario” y el tema que le daba nombre al disco es sin duda el mejor del mismo, pero la leyenda empezó a forjarse en “Malas compañías” del año 1980, en este disco, el cantautor empieza a demostrar sus dotes para las figuras literarias y su visión “rojilla” del mundo (como después lo reafirma en “El joven aprendiz de pintor” o en “Mi amigo Satán”); para cuando hablan mal de ti, o cuando te atacan por ser diferente recuerda que “te acusaran de ser gigante en el país de los enanos” al ritmo de:
1. Gulliver

Grandes canciones siguieron a este éxito, pero solo 12 son los elegidos, así que nuestro siguiente ganador llega en “Hotel dulce hotel” que sonaba en el radio en 1987, para que puedas expresar claramente, lo que un simple –estoy solo- no puede decir, viene muy al estilo de otro clásico “que se llama soledad”, habla del corazón despoblado, pero también de todo lo que eso conlleva, estoy torpe (como un suicida sin vocación), febril (como la carta de amor de un preso), vacio (como la isla sin Robinson), inútil, violento, amargo, etc. (Mi teoría es que Arjona siempre ha intentado plagiarse esta rola, pero sólo llego a “Quitarle una pestaña a lo que nunca tuvo ojos” o a sentirse “Como un bronceador en casa de esquimales”) Sientan el golpe al pecho con:
2. Así estoy yo sin ti

No acabábamos de salir de nuestra tristeza bien en forma, cuando llega el disco “El hombre del traje gris”, muy en la línea argumental de “Calle melancolía”, el flaco de Úbeda nos va meciendo en historias tristes, de amores que son todo menos cursis, una virtud que exclusivamente se encuentra en él, el año de 1988 solo tuvo 11 meses porque todos se preguntaban:
3. ¿Quién me ha robado el mes de abril?

Ya consagrado como un cantautor de renombre, demuestra que ha llegado a otros niveles en el año 1992 cuando sale a la venta “Física y química”, para empezar trae una rola muy ad hoc para decirle a cualquier mujer que marque ritmos y tu gustoso los sigues, que tire fuerte y al alma, que puedes ponerte de mil formas, allá:
4. A la orilla de la chimenea

Termina el disco, irónicamente con una canción para terminar, sin golpes, sin “Ruido”, sin romper cristales, para cuando “Duele verte removiendo la cajita de cenizas que el placer tras de sí dejó”, de mayor peso que “Cerrado por derribo”, es hora de partir, pero sin culpables, se corren las cortinas y descubrimos que:
5. Amor se llama el juego

No hay sorpresas, en 1994 el título del álbum es también el de su mejor melodía, no hacen falta palabras que decoren este tema, que te invita a salir de tus depresiones, de tus momentos bajos, o simplemente te recuerda que hay que saltar al mundo, a ponerle alma, corazón y vida, para que todos sepan que:
6. Esta boca es mía

Los temas de la edad madura de el maestro Sabina, se ven cristalizados en “Yo, mi, me, contigo” que ve la luz en el año de 1996, para abrir boca empieza con una canción rítmica, de amores sin miramientos, un irreverente –all you need is love… y bailar el rock and roll de los idiotas- suena al fondo de este tema, tipo Big band, que recuerda que “yo no tenía nada que perder y tu hacías trampas para no ganar en”:
7. El rocanrol de los idiotas

En el mismo disco está el más grande poema a la relación de pareja, que por cierto, fiel a su estilo, pone el titulo de la canción que más le gusta en la portada del álbum, Joaquín nos va diciendo poco a poco, de que se trata eso de amarse, nadie puede oír la canción sin sentir que un escozor terrible le corre la espina dorsal y le baja por el corazón, porque no quiere 14 de febrero, ni cumpleaños feliz, porque no quiere comer una manzana sin ganas de comer, ni ver que le entran ganas de llorar, y lo resume tan deliciosamente, “porque el amor cuando no muere mata, porque amores que matan nunca mueren”, que no puedo ni decir el titulo sin emocionarme (ovación de pie y fanfarria):
8. Contigo

Más abajo en el disco esta una canción para rendir homenaje, a quienes son quizás los seres más heroicos de la tierra, superando a “más guapa que cualquiera”, e incluso pasando por encima de “la magdalena”, una canción más global, que le da el nombre exacto a esas mujeres, que merecen un minuto de aplausos, llévense la mano al pecho y lean el titulo en voz alta, mientras recuerdan a esas “flores de un día, que te besaban que se perdían”:
9. Aves de paso

Antepenúltima canción del disco y antepenúltimo tema del conteo, el poeta de Úbeda, decide mostrarnos que es un dios, pero también es hombre, acepta que a veces falla, y que eso no lo hace porque quiera menos, sino porque a veces es débil, pero su debilidad no lo lleva a perder la dimensión de lo que es importante; para las bestias salvajes vivir en cautiverio crea conflictos, y bien es explorado el tema en esta preciosa melodía, donde deja claro que es la primera vez que se jugaría la vida por alguien “y, sin embargo, cuando duermo sin ti contigo sueño, y con todas si duermes a mi lado”… olé lo grande, a ratos duda, pero no deja de amar, como Jesús en el desierto, blasfemicamente hermoso es:
10. Y sin embargo

Ahora el turno del decimocuarto álbum original del cantautor, es quizá el más autobiográfico de todos, como ya lo he mencionado, lleva el titulo de la canción que más le gusta a Joaquín dentro del mismo, y se refiere al tiempo que le tomó olvidar a una mujer, en entrevista con Telecinco y en varios conciertos repitió –En realidad fueron muchos menos días y muchísimas más noches-, “negaría el santo sacramento, en el mismo momento, que Usted me lo mande” en:
11. 19 días y 500 noches

En segundo lugar, en el mismo disco, una canción en la que Sabina toma una parte del poema de Luis Cernuda, quien a su vez hace homenaje a un verso de Gustavo Adolfo Bécquer; para cuando la fiesta se prolonga y la magia sucede, pero te das cuenta de que para ti fue un milagro, y para la otra persona fue un error de la noche, mucho más patético que en “Y si amanece por fin”, totalmente arrebatador, nos recuerda ese momento donde “ya no era ayer, sino mañana, y un insolente sol, como un ladrón entró por la ventana”, y la complicidad del amigo que la vio, en esa tierra:
12. Donde habita el olvido

 

Mención Honorifica a las canciones que ya pertenecen al siglo XXI, en el álbum “Dímelo en la calle” del año 2002, Joaquín está saliendo de una crisis de salud tremenda, un tumor cerebral estuvo cerca de llevárselo de la tierra, el miedo a morir es palpable en una especie de carta póstuma; muy sincero y simple, nos hace temblar con la frase “yo quería escribir la canción más hermosa del mundo, y se lleva en poesía a “Tan joven y tan viejo” y “A mis cuarenta y diez”, las cuales también tratan el tema amargo, la oscura realidad de que en algún momento, la genialidad de Sabina, ya no tendrá espacio en esta tierra, pero al menos podrá morir sabiendo que escribió:
13. La canción más hermosa del mundo.

En ese mismo álbum y solo dos canciones debajo (en número) se encuentra el himno de los giros del destino, la más increíble rola para cuando la vida te da vinagre después de miel, debe ser la edad, que le deja ver, y con él a nosotros, que “estar quebrado no es el infierno del Dante, ni un currículo brillante es la lámpara de Aladino”:
14. Cuando me hablan del destino

Por último, y para cerrar con broche de oro, el momento en el que te has repuesto del mal de amores, después de zurcir bien tu corazón, y con la herida una fresca, sabes que estarás bien cuando ya puedes decir, así, natural y sin amarguras, “Siempre voy a tenerte que agradecer que hayas sido conmigo tan embustera”, tema muy rítmico (con guitarra eléctrica incluida) que decora el álbum “Vinagre y Rosas” (2009), y que es a mi forma de ver el complemento ideal de “Princesa”, una canción digna de cerrar este conteo, con aquella ternura con que confiesa “sólo diré que te quiero, si es a punta de navaja”:
15. Embustera

Ahora voy por un trago, porque tantas emociones de golpe, me han dejado emocionalmente agotado, espero haya sido un gusto para Ustedes leerlo, porque para mi ha sido catártico escribirlo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Sabina y sus 12 apostoles

  1. tamara dijo:

    Considero que Arjona no tiene necesidad de plagiarse nada… cada quien su espacio y su lugar.

    Totalmente de acuerdo con usted, hermosisisisimas canciones Gulliver y Contigo, sin duda son otra cosa…

    Perdon no pude evitarlo…

    excelente pagina¡¡¡¡

  2. . love . dijo:

    … embustera!! mi corazon es una cremallera de christian dior … ia no juego en su tablero y he roto nuestra baraja …….. solo dire ke t kiero …….. gooOoOO!! Vc. °° ¬¬

  3. tu Apache dijo:

    Genial…! sobre todo la forma en q los concatenaste, desde luego q yo hubiéra incluido otros temas pero elegir sólo 12 flores del edén es complicado, Pero finalmente, como dijo Groucho: “Estos son mis principios; y si no les gustan tengo otros”

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s