Para Doña Caro

Los actos discretos, las palabras suaves, la delicadeza de quien viaja como mecida en el viento y en silencios, de pequeños pies que van de un lado al otro, cautos e imperceptibles, no riman con Doña Caro.
Su vida ha sido una batalla ardua, desde las pequeñas contiendas a la hora de la salida, para demostrar que su condición de mujer no sería limitante para determinar sus habilidades pugilísticas, hasta el memorable round aquel, contra el temible carnicero, quien bajó la mirada derrotado, ante la frase -yo no alimentare con esto a mi familia-, refiriéndose a la ignominiosa carne que le había vendido.
El llamado de su vocación llegó temprano, ser la maestra le hacía latir el corazón, pero no la maquillada, de falda corta y ciudad, sino aquella instructora de jeans y tenis blancos, de pueblito con niños medianamente limpios y escasamente alimentados, que decora su aula mes con mes, amiga de sus alumnos, que sabe su nombre y ambos apellidos, así como la vida detrás de los muros de su casa; apóstol fiel del programa “escuela digna”.
Supongo que si vuelve a nacer será un salmón, un pez que se empeña en nadar corriente arriba, porque le sobra fuerza, empuje y sobre todo carácter, es en sencillas palabras un ejemplo de ser, dulce y consentidora, pero enérgica y malamadrera, por eso, cuando Doña Caro opina, los demás callan, porque somos cómplices de ese estilo tan suyo, en el que igual derrama rosas, que dirige una guerrilla.
Todos los hombres tienen demonios que los aquejan, los grandes hombres tienen mayores demonios, y los demonios de Doña Caro sólo su mente sabe como son, habla tan poco de ella misma, y tanto de los demás, escucha horas y horas, atiende llamados emergentes ante problemas intempestivos, y abandona su propia vida, por tender una mano a cualquiera que lo requiera.
Su madre, les dijo tranquila a sus conocidos, -seguro Carolina se va a hacer monjita- (que poco sabía del espíritu guerrero de Doña caro), su padre pensó en ponerle un negocio para que tuviera de que vivir (no había idea del tornado que tenían por hija), y sin embargo, Doña Carito logra dilucidar sola, de que se trata eso de educar, no solo en su casa sino fuera de ella, es el mejor ejemplo de que se puede formar a una gran persona con la frase “No hagas lo que me ves hacer”.
Cómplice de cuanto festejo pueda ponerse en su camino, la vida alegre de Doña caro siempre se ha mantenido en el estilo clásico, en el que se educaba a las señoritas de sus días, y en el que se aprende después de ser señorita en estos días, no hay forma de aburrirse entre sus frases, ni de ser grosero cuando sus regaños te han formado, para que puedas gobernarte a ti mismo.
A ratos le gana la nostalgia, y en otras ocasiones le vencen sus miedos, pero esas batallas jamás han definido su guerra, porque cuando era muy pequeña descubrió el secreto para despertar su verdadero poder “el coraje”, y ese coraje, esa entrega, ese empeño, la llevan día a día a refrendar su corona de campeona, peso completo indiscutible por la vía del nock out.
Porque ha llegado muy alto, y ha ganado muchos combates, pero aun tiene muchos rounds por delante, y no ha llegado a desplegar todo su poder; eso les da a sus hijos, tremendas satisfacciones, mucho orgullo… y a ratos, mucho miedo, por esa dualidad que ya habíamos establecido.
Dios te guarde muchos años, que en un mundo plagado de mujeres que temen atreverse, de madres que no saben reprender a sus hijos, y de bares grises donde falta quien ilumine el lugar con risas, una Señora como Usted es un recurso natural indispensable.
¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Para Doña Caro

  1. tatiana dijo:

    Feliz cumpleaños!! Para doña caro,que cumpla muchos mas y que diosito la bendiga. Y felicidades por el hijo que tiene.

  2. Takegami-san dijo:

    Esto lo dijo Doña caro depués de leer la entrada:

    “Gracias es un escrito precioso y he llorado de principio a fin. Te quiero mucho”

    ya no supo que más decir, se quedó sin palabras.
    Muy bonita entrada! n.n

  3. ALMA D. dijo:

    Toda una guerrera, llena de fortaleza y de vida, digna de admiracion para muchos, en especial para sus hijos, un gran ejemplo de vida FELIZ CUMPLEAÑOS doña caro, q su vida siga llena de bendiciones,y de alegrias x compartir, que su fortaleza cresca aun mas dia a dia, la admiro y la respeto mucho, reciba un gran abrazo…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s