DE CUENTO DE HADAS

Debo confesar, que temo que este espacio se haya convertido en un ciber confesionario ridículo, pero, hace poco unas mujeres cercanas a mi, han venido cerca de mi lugar con el tema de una novelas de televisa que te idiotiza, y yo que soy fanático de quemar el bosque mágico hasta que el cabron de Bambi quede a la BBQ, pues voy a entrar a un tema por demás tocado (no te acabes Walt Disney que falto yo).

 

Es que, no es culpa de la tele, si al menos no les hubiesen llenado la cabeza con tantos cuentos, de esos de los hermanos Grimm, o si al menos (mas rollo “joligud”) hubieran escrito la segunda parte de esas historias; hubiéramos sabido que después Sr. y Sra. Azul pasaron por problemas, que él era infiel o que prefería llevarse a la cama su laptop en lugar de la princesa. Para ver a Blanca Nieves y Ariel insatisfechas, con la cara larga y una interminable lista de quejas, a Pocahontas divorciándose del Sr. Smith por el salvaje genocidio de su raza, o a “la bella durmiente” (vieja bolsona) poniendo su anuncio en “Excelsior” -“Se devuelve príncipe defectuoso, acepto cambio por almohada”-. En fin, que de saber también llegaría el día en que el hechizo se rompería (o que no habría hechizo alguno), tal vez habríamos sido mucho más abiertos a que amar, es un plato agridulce, y las damas (y algunos hombres) no esperarían que su relación fuera miel sobre hojuelas, llegado el momento de su negro desenlace, no se quedarían con esa tremenda sensación de fracaso, porque están solos.

 

Y que quede bien claro: los príncipes –a diferencia de lo que pensaba hace tiempo- sí existen. Son seres pequeñitos con cuentos en la boca, con risas de grandes O y ojos pequeñitos, rodeados de humo mágico como la oruga de Alicia, vestidos de color azúl, de corazón azulado (tirando a muy gris), de manos que no tocan lascivamente, de ideales imposibles (recatados ideales claro), de ternuras infinitas y sabor a yogurt natural; que al ser de la misma naturaleza de las princesas, sufren de ataques de pánico, de sensibilidades absolutas, de caritas tristes en momentos inesperados. Los príncipes y las princesas se la pasan llenos de dudas (que hueva), llenos de intranquilidades y sensibilidades exageradas (obvio, como nunca han sido pasados por el yunque de las amarguras, nunca se hicieron fuertes) con pensamientos eternos como la cuaresma, demasiado complejos para que existan en la cabeza de un personaje de cuentos; y es que no se cómo diablos entonces  se creen eso de todos los putos cuentos,  que estos seres sosos, lograban terminar con un “y vivieron felices por siempre”.

 

Durante generaciones se han creído (y de seguro seguirán creyendo) en la famosa fantasía de que algún día llegará su adorado príncipe, les mirará directo a los ojos, les tomará de la cintura y les llevará galopando directo hasta el castillo para vivir felices por toda la eternidad, pero en esa ecuación deben calcular el factor “modernidad”, a la ultima princesa que han rescatado de una torre de dragón, le toco un pinché ¡¡SHREK!! Y 3 OGROS POR HIJOS, y ¿cual era su premio de consolación? LORD FARQUAD o EL PRINCIPE ENCANTADOR, que por cierto vive a las faldas de su mami, y es absolutamente GAY.

 

Cosa que nunca hago, voy a dejarlas con un diagrama que me parecio genial, si son mujeres pueden identificar que virtudes tiene su hombre, y los que son HOMBRES GAY (pues felicidades, a lo que tiren es bueno).

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a DE CUENTO DE HADAS

  1. Gaby dijo:

    No se si te comente mi nueva ruta a seguir en la vida, pero despues de decidirla, mi mejor amigo me recomendo "cuentos en verso para niños perversos". Me parecio chistoso que justo cuando los estoy leyendo(y me estan gustando mucho) cuelgues algo precisamente sobre el asunto… Aqui hay finales felices que no estan choteados, y sin embargo son los que pocas veces vemos, pero si existen en lo cotidiano

  2. Tatiana dijo:

    al leer esto…tuve que ir por una cerveza y reflexionar mucho…quiza no existan los principes azules pero si creo que existen los hombres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s