DON GERMAN

Es el mejor discípulo (de si mismo), habrá que decir con todas las formalidades del caso, que su fama lo precede (mi más sentido pésame), porfiado paladín de la educación (sobre todo de la mala, que paradójicamente ha sido la mejor), tras horas de resúmenes y cátedras, con los oídos absortos en sus frases, chistes, locuras y variaciones sobre el mismo tema, me he quedado corto, quizá quien mejor define que hace, es mi hermana, una mañana de genialidad declaro con su  tierna edad: -mi papá trabaja haciendo trabajitos-.

 

Pero Don Germán, no solo trabaja, también vive, existe, crece e incluso podría suponer que es humano, si no estuviera (a mi ver) más allá de la mundanidad de esta existencia; no es un viejo en sus cuarentas, si mucho, es dos jóvenes en sus veintes, y ambos creo yo son diametralmente opuestos, a lo mejor esa es la razón de que sean tan complementarios.

 

Defensor de las palabras correctas, los sinónimos adecuados, y la cultura bucólica (cuando es cierta), es imposible pasar por el y no manchar el plumaje, siempre tiene un chiste ácido, un comentario negro, para desenmascarar al ignorante, delante de quien sea, y en cualquier escenario, totalmente fuera de protocolo, como el manual de Carreño señala (que no se debe hacer).

 

Hasta cierto punto celebre, fraguó en mi un lector asiduo, muy a pesar de mi negligente forma de vida, sobre el yunque de sus palabras y martillazo tras martillazo convirtió el hierro en espada, para que cuando la vida me pasara de su calido abrigo, al enorme perol de agua fría que es el mundo exterior, me forjara, y no, como “los otros” me partiera ante la presión.

 

Todo un maestro en el momento de ser un puente entre la educación y los alumnos, el sabe que "divertido" no es lo contrario de "serio". "divertido" es lo contrario de "aburrido", de nada más, y toma eso de divertirse, con toda la seriedad del caso, tuve la gran fortuna de ser su mejor “patiño”, e incluso compañero de parranda, porque no hay forma de acercarse una hora a Don Germán sin aprenderle algo, a su estilo de vida.

 

Mi hermana le dice papá, los demas le dicen, “maestro”, “amigo”, “compadre”, e incluso hay quien le dice “chino” o “chinito”, en cuanto a mi, prefiero no decirle nada y dejar que vea como porto su apellido, venero sus consejos y agradezco su herencia (en toda su extensión)… y una vez cada Agosto, me gusta decirle, ¡Salud, por el del cumpleaños!

 

Que el fin del mundo te pille bailando,
que el escenario te tiña las canas,
que nunca sepas ni cómo, ni cuándo,
ni ciento volando, ni ayer ni mañana.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a DON GERMAN

  1. LiZ AnA dijo:

    … Que el corazón no se pae de copas, que los otoños te tiñan la piel… Cholo gracias q mejor regalo para el cumpleaños de tu viejo y anciano padre salud,,,

  2. Liz dijo:

    ¡Qué homenaje tan lindo! ¡Mis felicitaciones a tu progenitor por haber tenido un hijo tan guapo! LOL Ya en serio. Me da gusto que tengas un papa tan ejemplar y por darnos la oportunidad de robar un poco de la admiración que sientes por él en tu blog. Enhorabuena a los dos. :))

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s