JUGAMOS COMO NUNCA; Y PERDIMOS… COMO SIEMPRE

¿A que le tiras cuando sueñas mexicano? El filosofo Chava Flores nos resumió bien claro con que soñamos en este país, hacernos ricos en la lotería, anhelamos obtener soluciones mágicas, como esas que ofrecen abdominales de hierro, usando unos tenis curveados, o que simplemente con que gobierne un partido diferente, todo va a dar un giro de 180 grados, el famoso “efecto Fox”.

Por ende no apostamos a un cumulo de actividades o eventos coordinados u organizados que se realizan o suceden alternativa o simultáneamente con un fin determinado; ósea no nos gustan los procesos.

¿Cómo impacta esto en el papel del mundial? Pues como siempre, vamos a hacer memoria, en 2001, Javier “el vasco” Aguirre asumió como seleccionador del combinado azteca, en problemas en el Hexagonal Final de la CONCACAF rumbo a Corea/Japón 2002. Aguirre consiguió clasificar al equipo de forma brillante, sin perder un solo partido desde su llegada.

Una vez en el máximo escenario, logró que México terminase en el primer lugar de un durísimo grupo que completaban Italia, Croacia y Ecuador. Pero después de eso fracaso miserablemente, la caída en octavos, ante Estados Unidos, fue dolorosa, y brutal, era un partido demasiado fácil como para no poder, Aguirre no fue nuestra solución.

Esta vez, un mezquino grupo de directivos decide, por sus puro valor y haciendo gala de total desconocimiento tirar a la basura el dinero de México, para traer a un ignorante de los jugadores mexicanos Sven Goran Erickson, el cual fracasa y casi nos deja fuera del mundial.

Esto se junta, con el total desempleo de Aguirre, el cual se quedo en la banca por sus bajos resultados, así que se volvió el preferido de los federativos y la gente de la TV para el tricolor, lo cual a la postre solo termino por confirmar, lo dicho por Albert Einstein, el peor de los errores es hacer siempre lo mismo y esperar resultados distintos.

Y es que era obvio, ya había fallado, no nos llevo al 5º partido, y ahora después de renunciar por fracasar en 2002 esperábamos que hiciera las cosas diferentes, y se le dio mucho dinero de México, para vendernos espejos, no hubo proceso, queríamos a Aguirre “la cura milagrosa”, ofrecida por los funcionarios de la FEMEXFUT.

México ha logrado 1 copa mundial de la FIFA, quiero recalcar que el hecho de que haya sido sub-17, no la hace menos mundial, y celebramos como locos la goleada a Brasil, en Perú en el 2005.

Pero el seguimiento de un programa es un proceso que comprende la recolección y el análisis de datos para comprobar que el plan cumple los objetivos que se proponen y -lo que es más importante- que responde a las necesidades. Es, pues, una parte esencial de la administración de una selección.

Pero si nunca hubo un proceso, era imposible darle seguimiento al mismo, esa camada de jugadores, jamás fue monitoreada, de forma tal que fueran la base de la selección en 2010, la lista de seleccionados de Sudáfrica, solo llevo en su seno a 3 de esa gloriosa pandilla.

La pregunta es ¿Cómo es que esperábamos ganar el mundial? Nuestro objetivo real debe ser llegar al 5º partido, y de ahí empezar a construir, pero con un plan, un proceso que lleve el respectivo seguimiento, pero no se puede porque estamos pasamos el mundial hablando de los jugadores, del técnico y de la afición.

Mientras que los verdaderos culpables se tapan en la sombra, los directivos de FEMEXFUT:

1.- Permiten al técnico campeón de 2005 irse a dirigir al América, en vez de dejarlo encargado del seguimiento de los jugadores.

2.- Traen al Sueco Erickson, sin mediar explicación y tirando dinero sin dar explicación.

3.- Traen a Aguirre, FEMEXFUT es la única empresa donde fallas en una misión, te corren por eso y luego te vuelven a contratar exactamente para lo mismo.

Ellos deberían poner su renuncia en la mesa, pedir perdón a la nación y retirarse del futbol, porque no son necios, claro que no, José Ortega y Gasset tiene razón, el malvado descansa algunas veces, el necio jamás; ellos viven de descanso, son enemigos del deporte.

Son los culpables del fracaso, pero no son los malos de la película, desde luego que no, esos somos nosotros; ¿Por qué no ganamos el mundial? ¿Por qué tenemos tan malos gobernantes? Curiosamente por lo mismo, porque confiamos en las soluciones que dan los burócratas, sin exigirles que las sustenten en hechos (y si fallan no se les castiga ni se les pide su renuncia) y no creemos en los procesos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a JUGAMOS COMO NUNCA; Y PERDIMOS… COMO SIEMPRE

  1. Liz dijo:

    Mañana se termina el mundial. Al igual que las Olimpiadas le dan un break a la TV mala de por sí de enfocarnos en una realidad paralela. De vuelta a la búsqueda del jefe Diego, a la recesión, a las estadísticas de desempleo y la guerra en Irak. No le aunque que la selección nacional pierda como siempre. Que viva la euforia colectiva!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s