1,2 Y 3 POR PAULETTE Y DIEGO QUE ESTAN… CHIN!!

El 6 de abril y sin la presencia de la familia paterna, es sepultado el cuerpo de Paulette en el panteón Francés de la ciudad de México. La madre de la menor encabezó el cortejo fúnebre, acompañada de su hermana Arlette y custodiada por empleados del cementerio.

 

Después del réquiem se vino una avalancha de especulaciones y desinformación, provocadas por la misma procuraduría, que filtraba avances sobre las líneas de investigación, principalmente a Televisa. Mauricio y Lizette alimentaron el enrarecimiento del caso al incriminarse uno al otro, en entrevistas concedidas a la radio y televisión.

 

Se dijo que la madre tenía un amante. Que Lizette Farah había pasado el fin de semana con su amiga Amanda de la Rosa y “su amigo” en Los Cabos, mientras la niña estaba con su padre en Valle de Bravo, luego se comentó que el padre Mauricio Gebara debía mucho dinero y se filtró la información de un posible autosecuestro planeado por los padres, para poder saldar las deudas.

 

Mientras los padres ventilaban sus diferencias en horario triple A de la televisión, y veíamos a la Señora Farah llorar desconsolada y sin gota de maquillaje ante Adela Micha, las cuidadoras se refugiaron en Villa Nicolás Romero, municipio de donde son originarias, aseguraron que varias veces buscaron a la niña en la habitación y señalaron que era imposible que estuviera en el lugar donde fue hallado el cadáver.

 

Todos los BENDITOS días fuimos bombardeados por los apellidos Farah y Gebara, veíamos como sus asuntos privados eran ahora públicos, y nos preguntamos ¿A mí que me importa?, ambos padres fueron tildados de asesinos (mínimamente) y sus familias vivieron el escarnio de un caso que fue sentenciado por la opinión pública, mucho antes de terminar la averiguación previa, vivieron la vergüenza y el dolor por partida doble en sus vidas, y en boca de todos, hasta en el camión se hablo de ellos, como si no fueran seres humanos.

 

Por fin, por órdenes “superiores”, el procurador Alberto Bazbaz dejó de hacerse el interesante, sentirse un “rock-star” y cerró las entrevistas. Las últimas las concedió el 4 de abril a las dos televisoras, donde aseguró que el crimen sería resuelto con ayuda científica. Pidió apoyo a las procuradurías General de la República, del Distrito Federal y de Nuevo León, y hasta el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos, y si “El enmascarado de plata” viviera, seguro también hubiera acudido.

 

Y así, tan sorpresivo como empezó, feneció, 21 de mayo. Dos meses después de la desaparición de Paulette, el procurador confirmó que todo “fue un accidente”… repito “fue un accidente”, está bien, no hubo daños que lamentar, vámonos para la casa… ¡JAMAS!

 

Como puedo dejar de mencionar la incongruencia (o perversidad) de las señales enviadas: Bazbaz se fue del cargo porque hay un alto grado de desaprobación en la resolución emitida de que fue un accidente (del colchón) lo que privó de la vida a la pequeñita, y se vuelve relevante, porque el encargado del despacho en la PGJEM, Alfredo Castillo, en sus primeras declaraciones revive el tema de Paulette defendiendo lo hecho por el ex procurador, lo que deriva en la ingenua pregunta: ¿si Bazbaz hizo tan bien su trabajo… por qué fue aceptada su renuncia?

 

Las formas dicen todo del fondo y este oscuro fondo mexiquense no puede ser lavado con unos cuantos cambios y pirotecnia mediática, el próximo procurador, que debe salir de una terna y ser ratificado por el Congreso local, tiene una titánica labor que pasa, en primer lugar, por el regreso de la credibilidad y la confianza en esa institución.

 

Porque Alberto Bazbaz, con sus errores y candidez se caracterizó por su férreo manejo de medios, mismos que fueron sus mejores aliados en su lucha por irse del cargo, y es que estuvo como dice la expresión, “sentado sobre el cadáver” todo el tiempo, un caso lleno de (des)agradables sorpresas, que será usado en todas las universidades del país, para que los juristas sepan, con un solo caso, que es todo aquello que NO SE DEBE HACER EN UNA AVERIGUACION PREVIA.

 

Entre tanto, transcurridos 17 días desde la desaparición de Diego Fernández de Cevallos y en medio de un profundo vacío informativo de la autoridad, hoy se tiene la certeza de que el connotado político del PAN fue plagiado y que la solicitud de su familia y acatamiento de la PGR de no entrometerse (no obstante que está frente a un delito que está obligada a perseguir de oficio), sugiere que ya se negocia su liberación, y me asalta la duda ¿Ya buscaron debajo de su cama? Digo, por aquello de las pinches dudas.

 

Primero recapitulemos, porque como este no está en todos los noticieros, seguro no lo recuerdan bien, el 14 de mayo de 2010 por la noche desapareció al llegar a un rancho de su propiedad en el municipio de Pedro Escobedo, en el estado de Querétaro, según la Procuraduría General de la República; siendo localizado esa misma noche abandonado el vehículo en el cual se trasladaba, y en el que localizaron restos de sangre, en las cercanías de la población de Quintanares, en el mismo municipio. La PGR y la Procuraduría General de Justicia de Querétaro confirmaron su desaparición, negando así mismo las versiones que indicaban que había sido localizado su cuerpo sin vida, versión que se le adjudicó al exlíder nacional del PAN Manuel Espino Barrientos, quien con posteridad lo negó.

 

La noche del 15 de mayo se confirmó que los restos de sangre encontrados en el vehículo abandonado pertenecían a Diego Fernández de Cevallos, encontrándose además del rastro de sangre unos lentes de su propiedad. El lunes 17 de mayo la familia Fernández de Cevallos a través del exprocurador general de la República, Antonio Lozano Gracia, llamó públicamente a los probables captores a ponerse en contacto con ellos y negociar la libertad, finalmente el 19 de mayo varios legisladores pidieron que el caso sea atraído por la Procuraduría General de la República.

 

El mismo día 19 de mayo el comité estatal del PAN en Querétaro inició una campaña de apoyo a Diego Fernández de Cevallos mediante anuncios espectaculares, sin embargo, al día siguiente la familia les solicitó retirarlos, lo cual fue realizado de inmediato, porque el miedo no anda en burro.

 

Desde la tarde del jueves 20 de mayo y durante el viernes 21 de mayo comenzó a circular por correo electrónico y redes sociales una presunta fotografía de Diego Fernández de Cevallos con los ojos vendados, sin que haya sido confirmada o no su auntenticidad; el 21 de mayo la familia Fernández de Cevallos solicitó mediante un comunicado a las autoridades mantenerse al margen de las negociaciones para lograr la liberación, al margen de la ley.

 

La ilegalidad y la violencia física desembozada, en apariencia anárquica, que entraron en una fase de descontrol y se profundización durante los dos gobiernos facciosos y derechistas del Partido Acción Nacional (PAN), encabezados por Vicente Fox y Felipe Calderón, y que llega hasta nuestros días con la desaparición forzosa del ex senador panista Diego Fernández de Cevallos y el atentado contra el general Arturo Acosta Chaparro, prototipos, ambos, con sus especificidades y campos de actividad respectivos, de la colusión entre individuos y empresas en el marco de gobiernos amorales de tipo delincuencial, basados en un sistema de economía plutocrática-mafiosa.

 

El amasiato de los poderes Ejecutivo y Legislativo visibles con el poder invisible de los “lobbys” empresariales, legales y criminales, dio paso, para usar la figura de Bobbio, al actual “neopatrimonialismo” extralegal mexicano, que opera al margen de toda regla institucional. Como en Italia, Colombia o Rusia, corrupción personal y corrupción “institucional” –o sea en nombre del partido y en violación de las leyes que regulan su funcionamiento– involucran hoy en México de manera transversal a los principales clanes políticos, llegando hasta los más altos vértices del Estado.

 

En ese contexto, en el caso del “jefe” Diego, moderno señor feudal y personaje polémico que logró amasar una escandalosa fortuna, señalado por sus relaciones inconfesables y tráfico de influencias (siempre acusado de abogado del narco y empleado de la mafia), podríamos estar ante el rompimiento de los consensos y pactos entre grupos competidores violentos que interactúan en los mercados de la ilegalidad, y que se mueven en los espacios de confluencia de empresas poderosas, clanes partidarios y mafias enquistadas en una administración pública balcanizada y penetrada por una gran corrupción.

 

Más allá del silencio oficial y los galimatías informativos, Diego es el mensaje y nadie está a salvo.

 

Durante estos 17 días se han hecho públicas, hipótesis y probanzas “para la araña”, ante la falta de datos de las autoridades, se habló de:

 

·         Que los captores del político ya se han comunicado con la familia Fernández de Cevallos, al menos en una ocasión.

·         Una fotografía en la que aparece una persona con rasgos físicos parecidos a los de Diego Fernández, con los ojos vendados y sin camisa. Para unos expertos de la PGR y la PGJQ en materia de identificación de rostros, la persona que aparece en la fotografía corresponde a la fisonomía del militante panista. Para otros, se trata de un fotomontaje. Sin embargo, hasta hoy ninguna autoridad ha confirmado o desmentido que esa fotografía sea auténtica. Tampoco la familia.

·         Que los plagiarios sabían que el ex legislador tenía un dispositivo de localización satelital en alguna parte del cuerpo. Después de quitarle el chip se lo llevaron.

·         Manuel Espino Barrientos, ex presidente del PAN, dijo por Twitter que Diego estaba muerto y que su cadáver había sido llevado a la 17 Zona Militar, con sede en Querétaro.

·         Otro rumor refería que el político había sido golpeado pero que ya estaba en recuperación en un hospital. Al final del día, después de tres comunicados de la PGR, sólo fue confirmada la desaparición del abogado.

·         Secuestro por razones económicas;

·         Una venganza profesional o personal;

·         Señal del crimen organizado;

·         Secuestro de Estado;

·         Captura con fines de intercambio (el 14 de mayo, mismo día en que fue secuestrado el jefe Diego, se difundió el rumor de que había sido detenido en Jalisco Ignacio Nacho Coronel, uno de los hombres más cercanos al líder del cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán); una acción de la guerrilla (aunque el Ejército Popular Revolucionario se deslindó de inmediato);

·          Y hasta un simple robo.

 

Por la noche del 17 de mayo, durante la transmisión del principal noticiario del consorcio Televisa se leyó un comunicado en el que la empresa expresaba “la decisión editorial de no volver a informar (del caso Diego) hasta su desenlace”. Y aquí, tras la inútil retorica que intenta no solo demostrar que hice mi tarea, sino darles una semilla para que reflexionen, quiero preguntar, ¿Por qué este no sale en horario triple A de la televisión? y ¿Donde está la Señora de Fernández? ¿Por qué no llora desconsolada y sin gota de maquillaje ante Adela Micha?, este si es un personaje público, este si me interesa, mientras que los padres de Paulette hasta el día de hoy me importan poco y nada.

 

Al siguiente día, el anuncio de Televisa causó críticas de académicos y comunicadores, quienes consideraron que la empresa ejerció una especie de autocensura con el propósito de secundar la petición de silencio del gobierno federal, mas no de proteger la vida del panista.

 

La posición de Televisa también desató una ola de rumores y versiones periodísticas sobre la posibilidad de que el supuesto secuestro de Fernández de Cevallos hubiera tenido una motivación política, como la probabilidad de eventuales propósitos de construir –a partir de la tragedia personal del “jefe”  Diego– una candidatura de emergencia panista rumbo a 2012 que el PRI apunta a ganar sin mucha competencia, según los escenarios actuales.

 

Esa versión cobró fuerza sobre todo desde que Acción Nacional colocó en la ciudad de Querétaro anuncios espectaculares con la frase: “Diego, estamos contigo”. Sin embargo, esas voces se acallaron el jueves 20 de mayo, después de que lo decidió la directiva del partido Blanquiazul, debido obviamente a que el miedo no anda en burro.

 

24 horas después de que se hizo público el contenido de esa foto, la familia Fernández de Cevallos emitió un segundo comunicado en el que pidió a las autoridades suspender las pesquisas, a las siguientes 24 horas la PGR aceptó los términos de los Fernández e informó en un comunicado que las investigaciones quedaban suspendidas, ni Jack Bawer es así de efectivo en el mismo lapso de tiempo.

 

Cualesquiera que sean los móviles de este hecho (secuestro por dinero, guerrilla, mensaje del narco, venganza o desaparición forzada por el Estado), tiene un fuerte impacto político en el país, ya que se trata de un hombre de las élites, con gran influencia en el actual gobierno a pesar de sus inocultables diferencias con Calderón. Su plagio, además, ocurre recién concretada la extradición a EU del ex gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva, y en vísperas de la elección de Yucatán, bastión histórico del PAN prácticamente perdido y acaso punto de partida del derrumbe electoral blanquiazul.

 

No será difícil que nos salgan con una explicación increíble como en el caso Paulette sin que sepamos aún quién vaya a ser el Bazbaz del caso Diego.

 

Se preguntaran porque escribo ¿todo esto ya a toro pasado? Y a tantos días del Caso Diego, pues porque el miedo no anda en burro.

 

Y ya para cerrar, no quiero dejar de mencionar, otra versión increíble, esa de que hay un derrame petrolero cerca del Golfo de México,  incluso esos especuladores dicen que el petróleo derramado tocará en un lapso que va de tres a ocho meses la costa de Tamaulipas, o los arrecifes coralinos de Quintana Roo, y eso desde luego que no es cierto, ni hay derrame ni hay nada, si se hubiera tirado petróleo sobre una de nuestras más grandes bellezas naturales, nuestro siempre acertado gobierno ya hubiera hecho algo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s