¡ABRACADABRA! (CUENTO POSIBLEMENTE EROTICO)

Alcides Davieto, nació en una pequeña familia muy católica, y radicó en la misma ciudad desde el año 1948, ahí fue su primer encuentro con la magia, al asistir a una fiesta de su amigo Jaime Niteli, el mago contratado se llamaba Odj’ala “El asombroso”, y después de verlo Alcides fue el mejor portado de su barrio, hasta conseguir que le compraran  su chistera, capa y varita; era horrible como mago, aun para su corta edad, sus actos eran pésimos, pero sus ganas eran encomiables, tanto que hasta los doce años siguió aturdiendo a sus padres con aquel continuo grito, cada que terminaba un truco… ¡abracadabra!

 

El año de 1963 sorprendió a Alcides trabajando en la Empresa “Mc Dowell & Jergen” del barrio centro, en la contaduría general, como ayudante del departamento de Zählen und-entwicklung era claro que la magia se había esfumado, en sus peores días, no añoraba la magia, solo esperaba tener un lugar de trabajo, cuyo nombre pudiera pronunciar.

 

Desde los 16 años de edad decidió tener una novia, de esas que él conocía como “en serio”, casándose con ella un trece de febrero de 1969, su nombre era Betzabé nacida en el poblado de San Judas, ella se convertiría más tarde en la madre de sus dos hijas.

 

Alcides tendrá cuarenta y un años dentro de seis meses, su actividad actual es la de Asesoramiento Contable Impositivo, como desde hace quince años, en la misma empresa Mc Dowell & Jergen”, donde acaban de cambiar a la asesora de exportaciones.

 

La rubia, alegre y  exuberante Gretl Lezasteiger había sido enviada directo de la junta de manejos en Alemania, pero para Alcides no podía ser real, llegó a pensar que aquellas historias del canal 56, que hablaban de los experimentos genéticos de los nazis eran ciertos, no podía ni mirarla sin quedarse pasmado en aquellos ojos azules.

 

Gretl se reía mucho de las tontas historias que Alcides contaba, pero a su vez le resultaba interesante la cantidad de temas que podían tratar, la relación era más estrecha entre ellos debido a que ella hablaba mayormente inglés en la compañía y pasaba horas hablando en su lengua natal con Alcides; pero la distancia fue haciéndose más grande, difícilmente lo saludaba estos últimos días.

 

-Que bien la hiciste Davieto- pensaba para sí mismo, eso que tenía con la señorita Lezasteiger no podía seguir, por más platónico que fuera, de hecho era más bien, plutónico (debido a lo que le paso a Plutón, que dejo de ser planeta), era esencialmente patético. Porque amor plutónico es el relativo a una persona que durante un tiempo creyó gozar de pertenencia y privilegios, alguien que se sentía superimportante sólo para, a final de cuentas, ser desechado de un día a otro. Al contrario del amor platónico, que lo tenemos nosotros hacia alguien más que idealizamos, el amor plutónico se padece como un cambio de suerte pusilánime.

 

En menos de dos semanas es su aniversario de matrimonio, han sido muchos años de vida y evolución; años de rutina, convivencia pacífica, alegrías, tristezas e incluso amor;  No es que el amor sea menos grande por haber caído de último en la lista; todo lo contrario la "labor" de estar casados ha sido exitosa hasta ahora, nunca se ha sentido despegado de su hogar, pero Alcides debe resolver algo antes de seguir, debe cambiar su forma de percibir el mundo.

 

Enfundado en su traje gris, con aquella corbata roja que Betzabé le compró tras su último ascenso, entro de un golpe a la oficina de Gretl, y con su mejor voz de galán le dijo… Ich hatte wunsch des wiedergehens nicht, sie lachten, um nicht zu schreien; ich blinzelte ein auge zu meiner nase, sie trösteten zu ihrer einsamkeit. ich ohne jeden besen dass, um, sie mit tausend und eins in den nächten das zu verkaufen, um zu vergessen; zu mir ich wollte eine frau, zu ihnen sie nicht eine stadt starb. sie hatten den letzten bus verloren, zu hatten sie ich ich hechado eines anderen stabes; dieselben nadeln des wodus, dieselbe geschichte, die schlecht(schlimm) endet… heute bin ich dabei, Sie meinig zu machen.

 

Gretl se sonrojó, no porque se asustara de las palabras oídas, sino debido a que jamás pensó escuchar algo así de voz de Alcides, pero como una europea mujer de mundo, decidió embarcarse en aquella aventura, no como Cristóbal Colon, sobre la Isla de San Salvador, más bien como Hernán Cortez en Tenochtitlán.

 

Sie picken den platz auf– (escoge tu el lugar) dijo suavemente al oído de Alcides, quien casi se desmaya al verla salir de la oficina, caminando dócil, como dueña absoluta de la situación.

 

Alquilo dos noches seguidas la Máster suite del Gran Hotel de la zona más exclusiva de la ciudad, la primer noche solo fue a decorar con flores y velas el recinto, casi se convence de dormir ahí, pero decidió que no era prudente, lo mejor sería regresar a casa; a la siguiente noche tras una cena, que fue apresurada y con muy poco contacto visual, regresó a la habitación, que ya no era ajena, y sin equívocos de vodevil, ni alertas rojas en el corazón, el dios de la tormenta quiso abrir la caja de las tormentas, y la piel clara de Gretl llovió sobre Alcides, quien no pudo encontrar mejor evidencia de que la vida es magia, no truco, y como un niño de ocho años, gritó, justo cuando terminaba… ¡abracadabra!

 

Pero como cuando era niño, era hora de abandonar la chistera, ahora se enfrenta a la pérdida del control de su vida, no manejaba su presente ni su futuro, ahora retoma la situación, y tras la gran cena de aniversario, en la Máster suite del Gran Hotel de la zona más exclusiva de la ciudad ha escuchado sereno a Betzabé, confesarle entre lagrimas que le fue infiel en este tiempo que estuvo tan ocupado en la oficina, Alcides solo pudo responder –tú has tenido tus errores, y la magia existe, me veo al espejo y te veo tatuada en mi piel, no pasa nada corazón-.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¡ABRACADABRA! (CUENTO POSIBLEMENTE EROTICO)

  1. Liz dijo:

    LA RUTINA Y LAS ATADURAS EMOCIONALES FRENAN EL ESPIRITU Y LO VUELVEN COBARDE Y MONOTONO. CUANTOS NO QUISIERAMOS EL VALOR DE ALCIDES PARA CONSUMAR EN CARNE AUNQUE SEA POR UNA NOCHE LO QUE GRITA EL CORAZON. Y EN LA HORA DE LA PENUMBRA SONREIR Y MANDARLE EL ULTIMO SUSPIRO A ESE AMOR QUE TE DEJO SU ESENCIA IMPREGNADA EN EL ALMA. EL AMOR EN CUALQUIERA DE SUS MANIFESTACIONES TE IMPULSA A SALIR DE LA CAMA Y GRITARLE AL MUNDO EN SILENCIO. TE HACE CAMINAR MAS DERECHO Y SUSPIRAR SIN QUERER. NO IMPORTA SI ES UN BREVE AMOR PLUTONICO…GENIAL COMO SIEMPRE. HASTA ALGUN DIA MI QUERIDO ODIN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s