La muerte de Mr. Hyde

Ahora estoy luminoso conmigo y puedo estar luminoso con los demás. Manejo mi soledad y no solo mis relaciones. Necesitaba redimensionarme para valorar a los demás en su justa dimensión,

Respetar mi templo para respetar el tuyo, y aceptar mi mortalidad para aceptar tu mortalidad.

Ninguna relación me dará la paz, que yo mismo no cree en mi interior. Ninguna relación me brindará felicidad, que yo mismo no construya.

Ahora puedo ser feliz contigo, porque soy capaz de decirte, luminoso y convencido: "No te necesito para ser feliz".

Puedo amar siendo independiente, hasta el punto de no tener que manipular ni manejar a los que digo querer.

Puedo ser feliz, porque entiendo que dos personas felices se unen para compartir su felicidad. No para hacerse felices la una a la otra.

Amo, con una humilde autosuficiencia, autoestima y la práctica de una libertad responsable.

No pretendo que otra persona me haga feliz y llene todas mis expectativas, es una fantasía que sólo trae frustraciones.

Ahora he entendido eso, maduro y sin censuras, hoy es el día que puedo decirte "Sin ti me la paso luminoso", hoy estoy preparado, para que estés conmigo… bendita redención.

 

                                                                         Atte:

                                                                         Mr. Hyde.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s