AGUA

Agua eres y eres de agua,

tan diáfana, tan cristalina,

que a través del vaso que te

contiene, cuesta trabajo verte.

 

Tanta sed tan lejos del agua,

tanto más fresca y divina

que también provienes del cielo,

de ese cielo que no me cobija más.

 

Porque ya no me reflejo

en los lagos formaba

el agua que ya no me empapara,

tan clara, tan etérea… tan diferente.

 

Ahora mi imagen

No va sobre ese reflejo del agua,
que siempre estuvo

Para no encontrarme arrugas
donde mi cuerpo no las necesita

y para hacerme esbozar la sonrisa
cuando en realidad tuve ganas de gritar
o morir por un rato.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s